Nuevos requisitos sanitarios para la prevención y el control de la Legionelosis en los hoteles

legionela hoteles

La legionelosis es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que suele presentar, en una de sus formas clínicas, la infección pulmonar o «Enfermedad del Legionario», que se caracteriza por neumonía con fiebre alta y que suele requerir hospitalización. La infección por Legionella generalmente es adquirida en los ámbitos comunitarios y asociada a sistemas que utilizan agua a temperaturas que permiten la proliferación de la bacteria y producen aerosoles durante su funcionamiento.

Es una de las enfermedades objeto de declaración obligatoria dentro del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO), la Red de Vigilancia Epidemiológica de cada comunidad autónoma.

Las instalaciones de más riesgo de legionelosis suelen formar parte de complejos hoteleros, como por ejemplo: torres de refrigeración y condensadores evaporativos, sistemas sanitarios de agua fría y caliente, spas y vasos de hidromasaje o fuentes ornamentales. Cuando el mantenimiento y la limpieza de estas instalaciones no son adecuados, la Legionela puede multiplicarse hasta concentraciones infectivas para el ser humano.

El Real Decreto 487/2022, de 21 de junio, por el que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y el control de la legionelosis, entró en vigor el pasado 2 de enero de 2024, estableciendo la obligatoriedad de implantar un Plan de Prevención y Control de Legionella (PPCL) o un Plan Sanitario de Legionella (PSL).

El titular de una instalación debe controlar y prevenir la aparición de Legionella, pudiendo optar por elaborar un PPCL o un PSL. Se detallan cuatro principios para minimizar la presencia de Legionella, que incluyen la eliminación de zonas sucias, el control de la temperatura del agua, la minimización de emisiones de aerosoles y la aplicación de medidas correctoras.

El artículo 8 especifica los aspectos que debe contener un PPCL, como el diagnóstico inicial de la instalación, programas de mantenimiento, tratamiento y muestreo del agua, así como documentación y registros. Se establece la periodicidad de revisión y actualización del PPCL, así como la disponibilidad de la documentación para las autoridades sanitarias.

Los elementos que debe incluir un PSL, basado en la evaluación del riesgo, medidas de control y verificación, gestión y comunicación, y evaluación continua. Se indica que los titulares de instalaciones deben mantener un PPCL hasta que el PSL esté debidamente validado.

Las actuaciones de la autoridad sanitaria, incluyen el control del cumplimiento de las normativas, la elaboración de directrices, la revisión de la documentación y la inspección de instalaciones. Se establece la posibilidad de adoptar medidas correctivas, incluida la clausura temporal o definitiva de la instalación en caso de riesgo para la salud pública. Se menciona también la elaboración de planes de control plurianuales y la disponibilidad de informes para el público.

Los hoteleros presentaron alegaciones sobre la ambigua redacción de la norma, la cual indicaron les obliga a vaciar piscinas y jacuzzis con aerosoles con frecuencia o a tomar numerosas muestras.

Lectura relacionada:

Nueva legislación de prevención y control de la legionelosis

Compartir este artículo

Autor

Abogado Senior con especialización en Derecho Comercial, Derecho Corporativo, Derecho Civil y Derecho Internacional, quien coordina asuntos legales que abarcan varias jurisdicciones con eficiencia. Su enfoque meticuloso y su amplio conocimiento lo convierten en un asesor de confianza.
Palabras relacionadas

Mantente informado con consejos legales de Monlex

No hay spam, sólo enviamos actualizaciones sobre nuestras áreas de práctica

Artículos relacionados

¿Requiere asistencia legal?

Reciba asesoramiento legal personalizado de nuestros expertos en MONLEX.