Inteligencia Artificial (IA) e inteligencia humana

Inteligencia Artificial

Como ya indicara en un post anterior la IA, dicho coloquialmente, está que se sale.

Gracias a la IA una máquina (realmente una gran cantidad de máquinas), es capaz de mostrar sus habilidades cual persona: razonando, aprendiendo, planeando, etc. Ya informamos que podías organizarte unas vacaciones, por ejemplo, que una cultura extranjera se convierta en cercana y no un hándicap para fijar un destino, etc.

Esta inteligencia está creciendo a una velocidad, que, si no nos paramos a analizarlo, no nos damos ni cuenta y no percibimos lo complejo que puede ser desde un punto de vista LEGAL. No olvidemos que la IA no crece sola, es el humano quien lo posibilita y había visionarios ya hace muchos años, como James Cameron con Terminator II: el día del juicio final.

Así, de momento nos queda claro que no podemos dejar a la IA artificial sola, siempre tendrá que ir cogida de la mano o de la inteligencia del ser humano, quien se encargará de supervisar, controlar, etc. el desarrollo de la tecnología en cada caso, por lo que estos avances traen consigo la necesidad de la regular normativamente que las empresas tengan seguridad jurídica tanto en el desarrollo como en la transformación digital.

En nuestro anterior post hacíamos referencia al sector del turismo, pero no podemos olvidar el gran papel que juega la IA en los sectores de la industria, medicina, militar, agricultura, etc, entre otros, campos en los que si no lo vemos día a día no nos damos cuenta de la gran presencia que tiene.

En nuestro país, España, la Ley 15/2022, de 12 de julio, integral para la igualdad de trato y la no discriminación, que entró en vigor el pasado 14 de julio de 2022 en su artículo 23, regula el uso de la IA por las administraciones públicas y las empresas.

Inteligencia Artificial y mecanismos de toma de decisión automatizados.

  1. En el marco de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, de la Carta de Derechos Digitales y de las iniciativas europeas en torno a la Inteligencia Artificial, las administraciones públicas favorecerán la puesta en marcha de mecanismos para que los algoritmos involucrados en la toma de decisiones que se utilicen en las administraciones públicas tengan en cuenta criterios de minimización de sesgos, transparencia y rendición de cuentas, siempre que sea factible técnicamente. En estos mecanismos se incluirán su diseño y datos de entrenamiento, y abordarán su potencial impacto discriminatorio. Para lograr este fin, se promoverá la realización de evaluaciones de impacto que determinen el posible sesgo discriminatorio.
  2. Las administraciones públicas, en el marco de sus competencias en el ámbito de los algoritmos involucrados en procesos de toma de decisiones, priorizarán la transparencia en el diseño y la implementación y la capacidad de interpretación de las decisiones adoptadas por los mismos.
  3. Las administraciones públicas y las empresas promoverán el uso de una Inteligencia Artificial ética, confiable y respetuosa con los derechos fundamentales, siguiendo especialmente las recomendaciones de la Unión Europea en este sentido.
  4. Se promoverá un sello de calidad de los algoritmos.

Ante los avances de gigante del desarrollo del IA se hace necesario una regulación unificada, como existe en otros campos, por ellos la Unión Europea trabaja desde 2020 en la regulación legal de este sector. Hace algo más de dos años, el 21 de abril de 2021, se presentó una propuesta de la Comisión y el Parlamento para regular la inteligencia artificial: “Por el que se establecen normas armonizadas en materia de inteligencia artificial (ley de inteligencia artificial) y se modifican determinados actos legislativos de la Unión”. En mayo de 2022 se creó una comisión especial comisión especial sobre IA que aprobó un informe con la hoja de ruta de la Unión Europea con el fin de regular y acotar su alcance. Esta regulación está basada en:

el impulso de la innovación, el respeto a los estándares éticos y la confianza en la tecnología, asegurando la intervención y supervisión humana para garantizar la seguridad y transparencia.

Tendremos que estudiar las nuevas regulaciones que salen casi que a la misma velocidad en la que avanza la AI, ya no se puede obviar la necesidad de más que nunca estar al día, con el objeto de no vulnerar derechos, proteger intereses y la intimidad de los individuos.

Joana Tremba

Abogada de MONLEX

jtremba@monlexabogados.es

Lectura relacionada:
Compartir este artículo

Autor

Monlex Abogados, con más de 30 años en Derecho Mercantil y Asistencia Legal, ha sido esencial en ayudar a las empresas turísticas en su expansión global. El bufete es parte de una red global en más de 20 países y miembro de HISPAJURIS, la principal red de bufetes de abogados de España.
Palabras relacionadas

Mantente informado con consejos legales de Monlex

No hay spam, sólo enviamos actualizaciones sobre nuestras áreas de práctica

¿Requiere asistencia legal?

Reciba asesoramiento legal personalizado de nuestros expertos en MONLEX.