Entrada en vigor de la Ley de Mercados Digitales

Ley de Mercados Digitales
Entran en vigor normas para que los ‘gatekeepers’ o guardianes de acceso en el entorno digital garanticen la apertura de los mercados.

La Ley de Mercados Digitales de la UE (DMA) ya ha entrado en vigor. El nuevo Reglamento pondrá fin a las prácticas desleales de las empresas que actúan como guardianes en la economía de las plataformas en línea. Fue propuesto por la Comisión en diciembre de 2020 y acordado por el Parlamento Europeo y el Consejo en tiempo récord, en marzo de 2022.

La DMA define cuándo una gran plataforma en línea se califica como “gatekeeper”. Se trata de plataformas digitales que proporcionan una importante puerta de entrada entre los usuarios de las empresas y los consumidores, cuya posición puede otorgarles el poder de actuar como creadores de normas privadas, creando así un cuello de botella en la economía digital.

Para resolver estos problemas, la DMA definirá una serie de obligaciones que deberán respetar, entre otras, la de prohibir a los “gatekeepers” determinados comportamientos.

¿Qué se consideran “Gatekeepers”?

Las empresas que operan uno o más de los denominados “servicios de plataforma básica” enumerados en la DMA pueden ser consideradas “gatekeeper” si cumplen los requisitos que se describen a continuación.

Estos servicios son: servicios de intermediación en línea, como tiendas de aplicaciones, motores de búsqueda en línea, servicios de redes sociales, determinados servicios de mensajería, servicios de plataformas para compartir vídeos, asistentes virtuales, navegadores web, servicios de computación en la nube, sistemas operativos, mercados en línea y servicios de publicidad.

Hay tres criterios principales que hacen que una empresa entre en el ámbito de la DMA:

1- Un tamaño que repercute en el mercado interior: Cuando la empresa alcanza un determinado volumen de negocios anual en el Espacio Económico Europeo (EEE) y presta un servicio de plataforma principal en al menos tres Estados miembros de la UE.

2- El control de una importante puerta de entrada para los usuarios empresariales hacia los consumidores finales: Cuando la empresa presta un servicio de plataforma principal a más de 45 millones de usuarios finales activos mensuales establecidos o ubicados en la UE y a más de 10.000 usuarios empresariales activos anuales establecidos en la UE.

3- Una posición arraigada y duradera: En el caso de que la empresa cumpla el segundo criterio durante los últimos tres años.

Para más información sobre el procedimiento de designación de porteros, consulte las preguntas y respuestas sobre la AMD.

Una lista clara de “lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer” 

La DMA establece una lista de obligaciones que los gatekeepers deberán aplicar en sus operaciones diarias para garantizar unos mercados digitales justos y abiertos. Estas obligaciones ayudarán a abrir las posibilidades de que las empresas disputen los mercados y desafíen a los gatekeepers en función de los méritos de sus productos y servicios, dándoles más espacio para innovar.

Cuando un gatekeeper incurre en prácticas, como favorecer sus propios servicios o impedir que los usuarios empresariales de sus servicios lleguen a los consumidores, esto puede impedir la competencia, lo que lleva a una menor innovación, menor calidad y precios más altos.

Cuando un gatekeeper incurre en prácticas desleales, como imponer condiciones injustas de acceso a su tienda de aplicaciones o impedir la instalación de aplicaciones de otras fuentes, es probable que los consumidores paguen más o se vean privados de hecho de los beneficios que podrían haber aportado los servicios alternativos.

Próximos pasos

Con su entrada en vigor, la DMA pasará a su fase crucial de implementación y comenzará a aplicarse en seis meses, a partir del 2 de mayo de 2023. Después, en un plazo de dos meses y a más tardar el 3 de julio de 2023, los potenciales gatekeepers tendrán que notificar sus servicios de plataforma principal a la Comisión si cumplen los umbrales establecidos por la DMA.

Una vez que la Comisión haya recibido la notificación completa, dispondrá de 45 días hábiles para evaluar si la empresa en cuestión cumple los umbrales y designarlos como gatekeepers (para la presentación más tardía posible, esto sería antes del 6 de septiembre de 2023). Tras su designación, los gatekeepers tendrán seis meses para cumplir con los requisitos de la DMA, a más tardar el 6 de marzo de 2024.

Para preparar la aplicación de la DMA, la Comisión ya está colaborando de forma proactiva con las partes interesadas del sector para garantizar el cumplimiento efectivo de las nuevas normas. Además, en los próximos meses, la Comisión organizará una serie de talleres técnicos con las partes interesadas para conocer la opinión de los terceros sobre el cumplimiento de las obligaciones de los gatekeepers en virtud de la DMA. El primero de estos talleres tendrá lugar el 5 de diciembre de 2022 y se centrará en la disposición de “auto-referencia”.

Por último, la Comisión también está trabajando en un reglamento de aplicación que contiene las disposiciones sobre los aspectos procedimentales de la notificación.

Antecedentes

Junto con la propuesta sobre la Ley de Servicios Digitales (DSA), la Comisión propuso la DMA en diciembre de 2020 para hacer frente a las consecuencias negativas derivadas de determinados comportamientos de las plataformas en línea que actúan como guardianes digitales del mercado único de la UE.

La DMA se aplicará a través de una sólida arquitectura de supervisión, según la cual la Comisión será la única encargada de hacer cumplir las normas, en estrecha cooperación con las autoridades de los Estados miembros de la UE. La Comisión podrá imponer sanciones y multas de hasta el 10% del volumen de negocios mundial de una empresa, y de hasta el 20% en caso de infracción reiterada. En el caso de las infracciones sistemáticas, la Comisión también podrá imponer los remedios de comportamiento o estructurales necesarios para garantizar la eficacia de las obligaciones, incluida la prohibición de nuevas adquisiciones.

Por último, la DMA faculta a la Comisión para llevar a cabo investigaciones de mercado que garanticen que las obligaciones establecidas en el reglamento se mantienen actualizadas en la realidad en constante evolución de los mercados digitales.

Guillermo Caro Arteaga

Abogado

gcaro@monlexabogados.es

También te puede interesar

La ciberseguridad y privacidad en el Metaverso

Modernización de las normas de protección de los consumidores

Futura norma europea de mercados digitales vs Booking y otros guardianes digitales

 

Lectura relacionada:
Compartir este artículo

Autor

Monlex Abogados, con más de 30 años en Derecho Mercantil y Asistencia Legal, ha sido esencial en ayudar a las empresas turísticas en su expansión global. El bufete es parte de una red global en más de 20 países y miembro de HISPAJURIS, la principal red de bufetes de abogados de España.
Palabras relacionadas

Mantente informado con consejos legales de Monlex

No hay spam, sólo enviamos actualizaciones sobre nuestras áreas de práctica

¿Requiere asistencia legal?

Reciba asesoramiento legal personalizado de nuestros expertos en MONLEX.