Better Regulation (Política de mejor Regulación)

Better Regulation

Los sistemas anglosajones y sus Democracias tan activas con la sociedad civil, vienen sosteniendo (otra cosa es que lo consigan), una “Policy” o Política Pública de regular de modo eficiente.

En nuestras Democracias más latinas parece terminar imponiéndose un exceso de regulación, que por su profusión termina por no cumplirse, o por su interés político preponderante termina con efectos no deseados. Así, la Ley Orgánica 10/22 de 6 de septiembre de Garantía Integral de la Libertad Sexual, la llamada Ley del Sí es Si, que ha propiciado por la retroactividad de la norma unos terribles efectos que todos conocemos y contrarios a los que deseaban. Ahora está en proceso de reforma pero con los males ya desahogados. A veces, no es tan grave la consecuencia, pero el objetivo se hace imposible por desconocer cómo funciona un sector empresarial, en este caso el Sector Turístico: así el Real Decreto 933/2021 e 26 de Octubre, por el que se establecen las obligaciones de registro documental e información de las personas físicas o jurídicas que ejercen actividades de hospedaje y alquiler de vehículos a motor. Hoy todavía no sabemos qué va a pasar con el despliegue de este Real Decreto. Lo que sí sabemos es que para las empresas éste RD no tiene mucho sentido, pues ya lo venían haciendo adecuadamente.

Casi de la misma manera deberíamos hablar de la Ley Crea y Crece, Ley 18/2022 de Creación y Crecimiento de empresas, cuyo objeto es reducir las trabas a las que se enfrentan las empresas… Lo cierto es que cada Gobierno en España no ha podido resistir la tentación de sacar adelante su propia legislación sobre Emprendedores, cada cual más confusa y compleja en lugar de buscar la sencillez en todos los pasos.

Ahí tenemos la Administración Digital que había llegado para eliminar también las cargas administrativas y los costes que conlleva. No obstante, hay amplios sectores de la población que siguen al margen de esta estrategia como las personas mayores o las PYMES, Autónomos o Microempresas que desisten de solicitar ayudas por las enormes cargas laberínticas que conlleva, o las excepciones legales que les hace imposible sacar adelante su solicitud. No hay mayor estrés que la propia Administración digital para estar personas o pequeñas empresas o Autónomos.

No se trata de aprobar nuevas Leyes para mejorar la regulación. Existen más de 20 Leyes que pretenden un buen gobierno o una calidad normativa: 20 normativas para decir que hay que hacer bien las normativas (el Plan anual normativo y el Informe anual de normativa RD 287/2017; la Memoria del Análisis del Impacto Normativo RD 931/2017; Marco General para la Mejora de la Calidad para la Administración del Estado, RD 951/2005; Oficina de Coordinación y Calidad Normativa, Orden PARA/244/2018; Régimen de Funcionamiento de Calidad Normativa, RD 1081/2017; Ley de Transparencia y Buen Gobierno, Ley 19/2013; Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, Ley 20/2013; etc, etc, etc….)

Yo pienso que nadie, sinceramente las lee o las sigue.

Es indudable, y más en democracia, que la regulación es absolutamente necesaria y que el imperio de la Ley es lo que nos permite a una sociedad moderna civilizada proteger los derechos y la libertad de los ciudadanos. Pero es más verdad aún, que la regulación es más útil si es más eficiente Better Regulation. Ese debería ser el objetivo de toda actuación pública, el fundamento como piedra angular para que una economía de un país también sea eficiente y que no se base sólo en la Política electoral continua. Sería fantástico pasar de la política de la foto a la política eficiente. Promulgar leyes con el objeto de hacer políticas, y que éstas sean eficientes. Hoy en día el preámbulo de las normas es casi más largo que el propio texto legislativo. Algo falla y desde todos los ángulos del derecho deberíamos preavisarlo con humildad para poder aconsejar mejor a los clientes y que éstos se vean respaldados por la Normativa y no ahogados por ella. Eso sí es gobernar para las personas.

José Antonio Fernández de Alarcón Roca

Abogado, Socio Fundador

mon-lex@mon-lex.com

Lectura relacionada:
Compartir este artículo

Autor

Monlex Abogados, con más de 30 años en Derecho Mercantil y Asistencia Legal, ha sido esencial en ayudar a las empresas turísticas en su expansión global. El bufete es parte de una red global en más de 20 países y miembro de HISPAJURIS, la principal red de bufetes de abogados de España.
Palabras relacionadas

Mantente informado con consejos legales de Monlex

No hay spam, sólo enviamos actualizaciones sobre nuestras áreas de práctica

Artículos relacionados

¿Requiere asistencia legal?

Reciba asesoramiento legal personalizado de nuestros expertos en MONLEX.